Ventajas e inconvenientes de disparar en formato raw

El formato raw es un tipo de formato de archivo digital que guarda en la imagen toda la información que es captada por el sensor de la cámara, es decir, no la comprime, algo que si hace el JPG. A este tipo de archivos se le conoce como negativo digital.

Guardar nuestros archivos en formato Raw tiene muchas ventajas, pero también sus inconvenientes. A continuación analizaremos esas ventajas e inconvenientes y veremos en que situaciones nos puede interesar guardar nuestra imagen en este formato o en Jpg.

Ventajas de disparar en formato raw

La ventaja principal de disparar en formato Raw es que nos permitirá realizar una edición de nuestra fotografiara sin prácticamente perder calidad, eso si, ten en cuenta que si abusamos mucho de la edición si puede darnos problemas. Ahora vamos a ver porque podemos editar sin perder calidad.

El formato Raw es capaz de contener un total de 12/14 bits, ¿que significa esto?, pues que tiene la capacidad de reproducir un total de 68 mil millones de colores en el caso de los 12 bits, si nos vamos a los 14 esta cifra asciende a los 4,3 billones de colores. El formato JPG ¨solo¨ es capaz de alcanzar los 8 bits, esa cifra reduce a 16 millones de colores reproducidos. Este punto es muy importante para corregir las imágenes que estén subexpuestas ya que seremos capaces de recuperar el detalle en las sombras de nuestras fotografías.

La corrección de la aberración cromática y la distorsión que produce nuestra lente también podrá ser corregida en el formato Raw, algo que no podremos hacer (al menos de forma tan sencilla) en el formato JPG, salvo que la cámara lo corrija automáticamente. Aun así es recomendable utilizar el formato raw.

Si disparas en formato Raw también podrás reducir el ruido y mejorar la nitidez de tus fotografías en el postprocesado. Los programas de edición fotográfica tienen un software mucho mas potente que el que llevan las cámaras incorporadas para este tipo de tareas.

La posibilidad de cambiar el balance de blancos también es muy importante. A todos nos puede pasar que realicemos una toma y se nos olvide ajustar el balance de blancos o nos equivoquemos al hacerlo. Otra posibilidad es que dejes el balance de blancos en automático, siendo la cámara la que calcule la temperatura de color de la escena, en estos casos la cámara también puede equivocarse, y si disparamos en formato Raw tendremos la posibilidad de corregirlo después sin perder calidad en nuestra toma.

Cuando editamos una fotografía puede que llegue un momento en el que no estemos satisfechos con el resultado. En estos casos el formato Raw nos vendrá de perlas, porque este formato no se modifica, sino que guarda los ajustes en un archivo distinto, por tanto siempre podremos empezar la edición de una fotografía desde cero. En el caso del JPG necesitaremos crear copias diferentes para no perder el archivo original.

Otra de las ventajas del formato raw es el aprovechamiento al máximo del rango dinámico de la cámara (HDR). En resumidas cuentas, el alto rango dinámico es la capacidad que tiene la cámara de no perder detalle entre las partes mas caras y oscuras de la fotografía, por lo tanto conseguiremos unas luces y sombras bien expuestas sin perder detalle. El motivo de esto es que los archivos Raw guardan toda la información que capta el sensor de la cámara, a diferencia del JPG que al ser un archivo comprimido no es capaz de hacerlo.

Inconvenientes de disparar en formato raw

Uno de los inconvenientes de disparar en formato Raw es que necesita ser revelado a través de photoshop u otro programa de edición fotográfica, lo que supone un mayor trabajo y esfuerzo a la hora de tener nuestra fotografía lista.

Otro de los problemas de este formato es su mayor tamaño en comparación al JPG, por tanto si disparas en formato Raw podrás guardar menos fotos en la tarjeta de memoria. Este problema también lo tendrás con otros dispositivos de almacenamiento, como por ejemplo tu portátil o un disco duro externo, salvo que una vez reveles la foto borres el archivo raw, algo que no te recomiendo.

Otro problema del formato Raw es que al tener un tamaño superior al JPG tarda mas en guardarse en la tarjeta de memoria. Esto no tiene porque ser un inconveniente salvo que estés haciendo fotografías en ráfaga, como por ejemplo a un ave volando. En estos casos una buena cámara reflex puede grabar 7 y 8 fotografías por segundo (mas o menos), y si disparamos en raw ese numero se reducirá. El motivo es que la cámara realiza mas fotografías por segundo de las que es capaz de grabar en la tarjeta de memoria, y cuando se llena el buffer de la cámara la velocidad disminuirá. Tal vez no te parezca importante pero si alguna vez haces fotografías a elementos en movimiento (deportes, animales, etc) te darás cuenta que si lo es.

Cada fabricante utiliza su propio formato Raw, esto significa que este tipo de archivos no podrás abrirlos en todos los programas, aunque si utilizas photoshop no tendrás ningún problema.

Cuando disparar en formato raw

En un principio siempre es recomendable utilizar el formato raw, porque tal y como he comentado antes nos permite realizar una serie de ajustes a la fotografía sin perder prácticamente calidad, pero hay algunas situaciones donde opino que es totalmente necesario utilizar este formato. A continuación te muestro algunas de estas situaciones y el porque.

Paisajes: La fotografía de paisajes es una de las mas complicadas pero disparar en formato raw nos puede ayudar a mejorar nuestras fotografías durante el revelado digital, sobretodo cuando ajustamos la iluminación, saturación o el balance de blancos.

Viajes: Cuando viajamos hacemos fotografías a todo lo que tenemos a nuestro alrededor, muchas veces vamos con prisas y puede que no configuremos correctamente nuestra cámara, o también puede pasar que lo tengamos en automático y sea la cámara la que no calcule bien la exposición o se equivoque en la configuración del balance de blancos. Si se da el caso siempre podrás mejorar tu fotografía en el postprocesado.

Como ya te he dicho en casi todas las situaciones es recomendable disparar en Raw, pero en las dos anteriores me parece imprescindible.

Cuando disparar en Jpg

Bajo mi punto de vista hay dos situaciones en las cuales si es recomendable hacer tus fotos en JPG.

La primera de todas tal y como he dicho antes es cuando dispares en ráfaga. En estos casos la velocidad sera mejor y tendrás mas posibilidades de capturar la fotografía que deseas.

Por otra parte cuando no dispongas de tiempo para pasar tus fotografías del formato Raw al Jpg es mejor que dispares directamente con el formato comprimido. Puede pasarte que te vayas de vacaciones y vuelvas con 500 fotos en la tarjeta. Editarlas requiere mucho trabajo y si no tienes tiempo puedes terminar con el disco duro de tu ordenador lleno de archivos Raw sin editar y no poder disfrutar de tus fotografías.

Disparar en los dos formatos

Un consejo que puedo darte es que dispares en los dos formatos si tu cámara tiene esta opción. Esto ocupara mas espacio en tu tarjeta de memoria pero podrás ahorrarte un buen trabajo después. Si disparas en JPG y Raw a la vez solo tendrás que editar aquellas fotos que no te guste el resultado, y las que estén correctas ya tienes el archivo JPG sin necesidad de perder tiempo en cambiar nada.

El software

Como ya he dicho cada fabricante utiliza su propio formato raw, lo que significa que estos archivos no pueden abrirse con todos los programas, por tanto necesitamos un software especifico para poder abrirlos y editarlos. Estos son los programas para procesar Raw en las distintas marcas.

Canon: Digital Photo Professional

Nikon: Capture NX-D

Sony: Data Converter

Estos programas son gratuitos y te los puedes descargar desde la pagina web o bien instalarlo con el CD que te darán al comprar alguna cámara de estas marcas.

Por otro lado tenemos los programas de edición fotográfica, los mas conocidos son los siguientes:

Camera Raw: Es un plugin de Photoshop que viene ya integrado cuando instalas el programa. Es uno de los mas utilizado por los fotógrafos profesionales, ademas tiene una interfaz sencilla y fácil de utilizar, al menos a nivel usuario.

Lightroom: Otro producto de Adobe con muchos usuarios. La ventaja principal de este software es la posibilidad de realizar todo el trabajo sin necesidad de salir del programa, es decir, podrás abrir el archivo, editarlo, ponerle los meta datos que quieras, guardarlos en tu ordenador creando tus álbumes y hasta imprimir la fotografía entre otras opciones.

Capture One: Creado por PhaseOne, un fabricante de cámaras de formato medio, es gratuito para los que compran sus productos, aunque si deseas utilizar este software podrás hacerlo adquiriendo una licencia.

Mi recomendación es que uses uno de los dos primeros, no porque sean mejores que Capture One, sino que en internet vas a encontrar muchísima mas información sobre Camera Raw o Lightroom que de Capture One.

Existen otros programas como dcraw, ufraw, raw studio y raw therapee entre otros que ademas son gratuitos, pero no llegan a tener todos los recursos de los anteriores de pago. Puedes empezar utilizando alguno de estos si no quieres gastarte dinero, pero a la larga te recomiendo que utilices alguno de los anteriores.

Si quieres aprender mas sobre fotografia y photoshop pegale un vistazo a los siguientes videos.

Relacionado con lo que estas leyendo

  1. Esta claro que tiene muchas ventajas pero es un rollo tener que editar luego todas las fotografías, aunque me quedo con tu ultimo consejo, el de disparar en los dos formatos. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *