Que es el balance de blancos en fotografía

Cuando compramos nuestra primera cámara reflex digital nos encontramos con una serie de opciones a la hora de hacer nuestras fotografías que seguramente no habíamos escuchado antes, entre estas opciones esta el balance de blancos.

A continuación vamos a ver que es el balance de blancos y como podemos sacarle partido para mejorar nuestras fotografías. También vamos a ver algunos ejemplos de fotografías realizadas con un balance de blancos incorrecto.

Que es el balance de blancos

Lo primero que debemos tener claro es que no toda la luz que llega al sensor de la cámara es igual, y es aquí donde entra en juego la temperatura de color, y es que dependiendo de cual sea nuestra fuente de luz tendrá un dominante de color que ira desde una luz mas azulada o fría a mas rojiza o caliente. Por tanto cuando vamos a hacer una fotografía debemos tener claro que tipo de luz hay, no es lo mismo la luz de una bombilla que la del sol, y tampoco es lo mismo un día soleado que nublado.

El balance de blancos sirve para informar que tipo de luz hay en el ambiente (la temperatura de color), de esta forma realizaremos una toma sin que exista un dominante de color, es decir, sin que la foto nos salga azulada, amarilla, etc.

Como funciona

A diferencia de nuestros ojos, que si son capaces de compensar la diferencia de colores de la luz, a la cámara hay que informarle del tipo de luz que hay en el ambiente, de esta forma la cámara podrá establecer cual es el color blanco y así ajustar el tonos.

Por ejemplo, en la luz natural, la combinación de colores RGB (rojo, verde, azul) esta compensada, pero como ya he dicho antes no siempre tenemos el mismo tipo de luz, como por ejemplo cuando estamos fotografiando un amanecer, en cuyo caso la luz sera mas rojiza que azul, y si no compensamos el balance de blancos no obtendremos el resultado que deseamos.

Haz una prueba, busca una pared blanca y utiliza diferentes fuentes de luz para iluminarla (vela, luz de la ventana, bombilla). Si no ajustas correctamente el balance de blancos comprobaras que en cada fotografía el tono de la pared es diferente. El objetivo del balance de blancos por tanto sera informar a la cámara del tipo de luz y de esta forma conseguir una fotografía de la pared con el color blanco.

Los diferentes modos

Las cámaras de fotos digitales son capaces de calcular la temperatura de color que hay en la escena utilizando el termocolorímetro, pero hay ocasiones en las cuales puede equivocarse. Estos errores suelen aparecer con mucha frecuencia cuando fotografiamos un amanecer o un atardecer, es en estos casos cuando tienes que ajustar manualmente el balance de blancos, aunque yo te recomiendo que te acostumbres a ajustarlo tu siempre que salgas a realizar fotografías, al fin y al cabo el tipo de luz no suele cambiar muchas veces.

Ejemplos de temperatura según el tipo de luz

  • 1700 K: Luz de una cerilla
  • 1850 K: Luz de vela
  • 2700–3300 K: Luz incandescente o de tungsteno (iluminación doméstica convencional)
  • 3000 K: tungsteno (con lámpara halógena)
  • 4000–4500 K: Lámpara de vapor de mercurio
  • 5000 K: Luz Fluorescente (aproximado)
  • 5500–6000 K: Luz de día, flash electrónico (aproximado)
  • 5780 K: Temperatura de color de la luz del sol pura
  • 6200 K: Lámpara de xenón
  • 6500 K: Luz de día, nublado
  • 6500–10500 K: Pantalla de televisión (LCD o CRT)
  • 28000–30000 K: Relámpago

A menor grados la luz es mas azulada, y cuanto mayor sea este valor mas rojiza.

Configuración de la cámara

Para configurar el balance de blancos de nuestra cámara tenemos dos opciones, bien ponerlo en modo totalmente manual, en cuyo caso informaremos directamente nosotros de la temperatura de color que hay en la escena, o utilizaremos alguna de las opciones que nos dan, que suelen ser las siguientes:

  • Sol: Lo utilizaremos cuando la fuente de luz principal es el sol salvo en los amaneceres y atardeceres.
  • Nublado: En los días nublados la temperatura de color es mas fría o azulada, con esta opción le daremos un tono mas cálido a nuestras fotos.
  • Sombra: Las sombras tienen una temperatura de color mas frías, por tanto esta opción le dará un tono mas cálido.
  • Tungsteno: En este caso lo que haremos sera enfriar la imagen.
  • Fluorescente: Al igual que el anterior, cuando nuestra fuente de luz principal sea de este tipo deberemos de enfriar la imagen.
  • Flash: El flash tiene una temperatura de color muy parecida a la del sol, por tanto podemos utilizar tanto este tipo como el del sol cuando vayamos a utilizar el flash de la cámara.

En algunas cámaras, sobre todo las profesionales existe la opción de poner el valor de forma manual. Esto significa que podemos introducir el numero de la temperatura de color que deseemos. Por ejemplo, para un amanecer utilizaremos un valor mas cálido, si utilizamos la configuración por defecto de la cámara podemos ponerle la opción de nublado, pero tal vez esta opción no nos termine de gustar, en este caso siempre puedes introducir los valores a mano y subir o bajar la temperatura a tu gusto. Esta es mi opción favorita.

Otra forma de configurar el balance de blancos es haciéndole una fotografía a una cartulina blanca para que la cámara busque cual es la configuración correcta. Esta opción al igual que la anterior no la tienen todas las cámaras.

El formato Raw

Este es un consejo que te doy siempre que vayas a hacer fotos, dispara en formato Raw. Este formato, a diferencia del Jpg permite la edición de la imagen sin prácticamente perder calidad, por tanto si nos equivocamos a la hora de configurar el balance de blancos en nuestra cámara si disparamos con formato raw tendremos la opción de corregirla después en el procesado digital.

Por otra parte, aunque el formato Raw permite la edición de la fotografía sin prácticamente perder calidad, es recomendable que siempre dispares con la configuración de la cámara correcta, de esta forma no perderás tanto tiempo en el revelado.

Ejemplos de fotografías

La fotografía que ves en la parte superior fue tomada con una temperatura de color de 5.950k. Bajo mi punto de vista queda mucho mejor que los dos ejemplos de aquí abajo.

En la primera fotografía se reduce el balance de blancos a 4.200k. Para mi gusto queda un cielo muy azulado y se pierde en gran medida los colores naranjas del amanecer.

En esta segunda fotografía ocurre todo lo contrario, hemos aumentado el balance de blancos hasta los 8.800k dejando la fotografía con un color demasiado anaranjado. 

Como puedes observar es importante que aprendas a utilizar el balance de blancos, de lo contrario tus fotografías perderán mucho encanto.

Siendo creativos con el balance de blancos

Diferente temperatura de color en la misma fotografía

Puede darse el caso que en una fotografía no quieras darle la misma temperatura de color para toda la fotografía. En estos casos tenemos que recurrir a algun programa de edición, como por ejemplo photoshop o lighroom y editar la fotografía por partes hasta que consigamos el resultado deseado.

En otro articulo explicare como podemos hacer esto.

Ajuste diferente para el balance de blancos

Puede darse el caso que en alguna fotografía que tomes te interese no configurar el balance de blancos tal y como dice ¨la norma¨. Yo te invito a que juegues con el al igual que con todas las opciones que te da tu cámara, quien sabe, igual te encuentras un amanecer en el que darle una temperatura un poco mas fría te deja un resultado excelente, nunca se sabe.

Diferentes fuentes de luz en una misma toma

Puede darse el caso que en una misma fotografía tengas diferentes fuentes de luz, por ejemplo una calle al atardecer puede estar iluminada por las bombillas de las farolas y seguir recibiendo la cálida luz del cielo. Como cada situación puede ser muy distinta de las demás mi consejo es que realices diferentes tomas con diferentes configuraciones para ir viendo cual te gusta mas.

En estas situaciones lo que puedes hacer también es configurar el balance de blancos según la fuente que emita mayor cantidad de luz. Por ejemplo, si haces una fotografía dentro de tu casa (en un cumpleaños por ejemplo) y tienes las luces encendidas deberás configurar el balance de blancos para este tipo de luz, ya que lo mas normal es que la luz que entra por las ventanas no sea lo suficientemente intensa como para iluminar la habitación, de lo contrario siempre puedes apagar la luz interior y hacer la foto.

Otro caso en el que nos podemos encontrar en esta situación es cuando encendemos el flash en exteriores, aunque en estos casos como la luz del flash y la del sol tienen una temperatura de color muy parecida no tendremos ningún problema a la hora de realizar nuestra fotografía.

Si quieres aprender mas sobre fotografia y photoshop pegale un vistazo a los siguientes videos.

Relacionado con lo que estas leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *